martes, 9 de agosto de 2016

Calamares rellenos



CALAMAR (Molusco frustrado en sus sueños de escritor) Tiene pluma y tinta... pero sólo tiene prensa en la cocina.


CALAMARES RELLENOS

INGREDIENTES

Limpie 1 kilo de calamares y guarde las bolsas de tinta en 1 taza con agua.

Ponga las aletas y tentáculos en un bol, rocíelos con jugo de 1 limón y déjelos 15'. Escúrralos y tritúrelos.

Vierta 4 cucharadas de aceite en una sartén y rehogue 2 dientes de ajo. Saltee las aletas y tentáculos hasta que estén tiernos. Agrégue chorritos de agua o caldo si la cocción se prolonga.

Retire la sartén del fuego y mézclele 4 filetes de anchoa picados, 100g de jamón cocido, 1/2 taza de miga de pan remojada en leche, 1 cdita. de perejil y 2 cdas. de queso rallado. Ligue con 1 huevo y salpimente.

Rellene con esta mezcla los calamares hasta la mitad y sujete las aberturas con un palillo.
Caliente en una cacerola o sartén 6 cucharadas de aceite. Rehogue en 2 cebollas picadas.Agregue 2 latas de tomates y 2 cubitos de caldo de verdura, desmenuzados.

Cuando rompa el hervor, agregue los calamares rellenos y sume 1 taza de vino blanco seco y 1 hoja de laurel. Tape y deje hervir despacio hasta que los calamares estén tiernos. Sume agua o caldo si es necesario.

Si quiere cocinar los calamares en su tinta, un rato antes de que los moluscos estén a punto ponga las bolsitas de tinta en un colador de caldo y agrégue un poco de agua caliente, mientras las presiona con una cuchara a fin de dejar caer la tinta en la salsa. Deje hervir la salsa un poco más, con la cacerola destapada, a fin de espesarla. 



lunes, 8 de agosto de 2016

Pan de queso


¡A otra cosa! ¿Sabe que descubrí un pan de queso facilísimo para los buscadores de recetas “sin TACC” (celíacos)? Me lo dio generosamente Martín Miguel en Estudio Estrellas. Mire qué fácil: Mezcle 3 cucharadas panzonas de fécula de arroz con 1 huevo y 250 gramos de queso rallado (si le pone sal: apenitas…). Vierta en un molde tipo budín inglés Nº2, solamente enmantecado y cocínelo en horno caliente hasta que se hinche y dore apenas. ¡Claro que se puede cortar en rebanadas! Y lo peor: que gustará a toda la familia… ¡Glup!



domingo, 7 de agosto de 2016

Tarta de la fruta que quiera



Ingredientes

Tarta cruda de masa crocante dulce, 1 de 26 cm de diámetro 
Fruta de la estación entera o cortada en trocitos, cantidad suficiente como para rellenar la tarta
Gelatina en polvo con sabor a fruta, 15 gramos (comprada)
Azúcar, 3 cucharadas
Mermelada reducida, 3 cucharadas 
Crema chantilly, 200 gramos 

Preparación

1. Espolvoree el fondo de la tarta cruda con la gelatina en polvo con sabor a frutas
(Elija el sabor que más convenga a la fruta elegida).
2. Acomode sobre la gelatina las frutillas, cerezas descarozadas o la fruta que sea, cortada en trocitos.
3. Espolvoréela con el azúcar.
4. Cocine en horno moderado (tirando a caliente) hasta que la masa esté doradita y crujiente.
5. Retire el molde del horno, déjelo entibiar y luego estaciónelo en la heladera para que el juguito que soltaron las frutas durante la cocción, sumado a la gelatina con que espolvoreó la masa, forme una "base" sólida que aprisione las frutas O Pinte la superficie de la tarta con la mermelada reducida (para abrillantarla). Coloque la crema chantilly en una manga con boquilla de picos y haga sobre la tarta ya fría todas las "monerías" que se le ocurran. O, mejor, ofrezca la crema aparte, pues siempre hay más de un comensal que cuenta las calorías.

Masa crocante dulce

Ingredientes
(para un molde de 24 ó 26 cm)

Yema, 1
Azúcar, 3 cucharadas al ras
Manteca, 100 gramos (o margarina)
Esencia de vainilla o ralladura de limón, a gusto
Vinagre, 2 cucharadas
Agua fría, 2 cucharadas
Harina, 1 taza, aproximadamente

Preparación

1. Coloque sobre la mesa la yema, el azúcar, el vinagre, la manteca, la esencia (o ralladura) y el agua.
2. Aplaste todo con un tenedor hasta convertirlo en una pomada.
3. Únale rápidamente 1 taza de harina, a fin de formar un bollo bien tierno.
Si se pegoteara, agréguele un poquito más de harina. Pero poco... ¿eh?

Cómo forrar un molde con esta masa


1. Como esta masa es muy tierna, no podrá estirarla y levantarla en el aire. Por lo tanto, proceda así:
2. Aplaste un poco la masa sobre la mesa bien enharinada, dándole forma de "torta".
3. Colóquela en el centro de una tartera enmantecada y enharinada y, con la puntita de los dedos bien enharinados, vaya presionándola y estirándola hasta forrar el molde de un espesor parejo (¡a mí me gusta bien fina!).
4. Recorte el excedente de masa de los bordes y hágale el repulgo que sepa hacer. O déjela lisita y chueca como se ven en muchas revistas europeas...


"Mermelada reducida"

Este nombre siniestro: "mermelada reducida" —heredado de la cocina tradicional— me hace acordar a los jíbaros.,. Si fuera por mí, la llamaría: jarabe o almíbar de mermelada (esto es, en esencia), y se prepara del siguiente modo (se usa, especialmente, para pintar con ella tortas y masitas a fin de darles brillo):

  1. Coloque en una sartencita 1 /3 de taza de la mermelada que desee (casi siempre se usa de damascos).
    2. Mezcle con 2 cucharadas de azúcar y ½ taza de agua.
    3. Haga hervir, revolviendo ocasionalmente con cuchara de madera, hasta que todo se convierta en un almíbar flojo.
    4. Cuele, sin tamizar. Utilice como indique la receta.

    Crema chantilly

Aunque parezca una "paparruchada" explicar cómo se hace... hay quienes hoy entran en la cocina. Si usted es veterana/o... ¡saltéese esta nota!

Ingredientes

Crema de leche, bien fría, 200 gramos (y bien fresca...)
Azúcar, 3 cucharadas

Preparación

Ponga la crema en un bol junto con el azúcar.
Bata con la batidora o a mano, con batidor de alambre, hasta que la crema espese y al levantar el batidor, se forme un piquito que no se doble.
¡Deje de batir! Coloque la crema en la heladera. Al rato notará que la crema “ha bajado de punto". Vuelva a batir un poquito con el batidor para que recupere las fuerzas perdidas. . . ¡y listo! (Si hace mucho calor, bata la crema apoyando el recipiente en un bol que contenga hielo.)

Si usa batidora eléctrica. . .
Use un bol profundo para no salpicar los azulejos, ventanas etc.
Vigile de cerca el punto de la crema, porque enseguida tomará punto.


viernes, 5 de agosto de 2016

Bastoncitos de apio y roquefort


Tronquitos sabrosos
 
Elija tallos de apio tiernos y quíteles las nervaduras. Córtelos en trozos tamaño boca de señora educada.
Colóquelos con el hueco hacia arriba, y rellénelos con Roquefort mezclado con crema de leche y pimienta.
Corone cada bocadito con un trocito de nuez.